Novedades
{"ticker_effect":"slide-v","autoplay":"true","speed":3000,"font_style":"normal"}

Nuevo Curso

SOMBRIA SEMANA. SANCION DE LEYES Y NUEVOS PROYECTOS REPRESIVOS DESPUES DE LA VIOLENCIA EN ACTO DEL PODER BURGUÉS ,LA TRAMPA ELECTORAL ASOMA SU ROSTRO

Esta semana que ha finalizado dejó para los que tratamos por los medios que la realidad de la lucha de clases nos permite, la superación del orden capitalista tardío y dependiente que impera en nuestra sociedad conformada sobre las formas jurídicas que imponen el modelo de vigilancia y castigo por el que cada día en la medida en que los trabajadores no asuman un contrataque ofensivo , somos menos persona y más objeto de manipulación.

Lo relevante en el espacio de las apariencias, fue la sanción con forma de ley del proyecto de ley bases , con la significativa restauración de cargas impositivas para los trabajadores, naturalizando con sanción jurídica el concepto conforme al cual, la venta de fuerza de trabajo para sobrevivir en una sociedad de clases , debe tributar como si lo obtenido fuese una ganancia operada en una relación comercial .

Esto último, en general ha sido abordado con la indicación informativa de cual es el monto a partir del cual se debe tributar , factor desde donde se diferencian entre los trabajadores entre aquellos que están  incluidos y excluidos. Sin embargo, con esto también se impone una acción de naturaleza ideológica ya que se naturaleza la legitimidad del impuesto y un nuevo embate hacia la eliminación de la relación laboral como factor intersubjetivo desde donde emergen derechos y obligaciones entre quienes se ven protagonizado ese vínculo. Es decir, un nuevo paso hacia el intento de eliminar al sujeto como trabajador en los abordajes jurídicos.

La hoy ley de bases tiene el significativo logro para el poder burgués de una nueva legitimación formal de sus procederes avasallantes sobre la condición objetiva de la existencia concreta de los trabajadores. Ahora es la sanción que toda ley contiene para ser tal la que delimita la acción patronal y menoscaba la condición del trabajador. Esto significa no otra cosa, que el cierre de todo debate sobre el particular y la remisión a una norma que no necesita explicación en los absurdos ideológicos que contiene sino la lisa y llana aplicación de sus postulados.

En paralelo, sabrán los mentores del luchismo, explicar como llegamos hasta aquí, y donde han quedado los gritos de algarabía cuando el primer intento de imponer esta ley no prosperó. Por entonces se dijo que con el pueblo en la calle el proyecto no tendría viabilidad. Por lo pronto la cruda emergencia de la realidad da cuenta del sesgo ideológico que tenía toda aquella apología de la gritería, la bandera de partidos y lo bombos , porque todo ese arsenal se ha revelado impotente para lo que se decía era su propósito. Mas temprano que tarde el tablero con los votos favorables, y los actos de poder le impusieron un silencio pestilente a toda esa parafernaria de hacer voluntarismo por el voluntarismo y el aparato partidario mismo.

Lo propio ha ocurrido con la multitud que salió a ocupar las calles sin definiciones clasistas a lo que terminó siendo un imponente acto “en defensa de la universidad pública  y su desfinanciación presupuestaria por el ejecutivo nacional “, de la que ya nadie habla , pero que no cesa en su desarrollo. Es cierto que esta sociedad en que vivimos por imperio de sus designios finales de vigilancia y castigo se orienta por las apariencias y le da el ser a las imágenes, pero eso no impide que los que luchan orienten sus disparos ideológicos hacia donde se deben dirigir y no impulsen torneos de tiro al blanco en una reistalación de los parques de diversiones.

Es una ley capaz de operar en términos de realidad, una mutación de lo dado. Mas parece según lo revela la realidad, que las formas jurídicas del tenor como la aprobada esta semana, llegan a dar cuenta con la entidad del derecho como herramienta de clase de lo real ya existente en lo cotidiano, que posaba de facto, y que necesitaba de la validez y legalidad para ser el martillo con el que se golpea a los humillados y ofendidos explotados y oprimidos de nuestra sociedad.

Por ser así las cosas, es posible en sentido inverso, seguir desarrollando la débil pero real  tendencia inversa que surgía de esas mismas manifestaciones callejeras, esto es, la advertencia de que por el camino del bullicio en exclusiva no se llega sino a un callejón sin salida que marca con una flecha orientativa una vez más que la opción es de corte electoral.

En ese sentido el partido del poder que ha sido desplazado por una organización preparada para “el trabajo sucio” , ya da signos de haber emprendido ese despiste para retornar con la cara cirujeada de un viejo que no acepta su ocaso y las culpas de lo existente lavadas con empeño y fricción .

El aniversario de la muerte de Perón , dará la ocasión para la liturgia Peronista y sus satélites tácticos de medir fuerzas de los sectores internos buscando consolidar al gobernador de la provincia de Buenos Aires, como el cuerpo visible de esos “nuevos viejos aires”, dando cuenta de la política de tierra arrasada de la actual gestión y su vocación de tomar nuevamente la lapicera nacional para reparar semejante desmadre.

Todo esto es y era esperable. Lo que no se alcanza a entender es que los depositarios de menos del 3 por ciento de los votos en la última elección, vestidos de rojo y gestos de furiosos combativos, se allanen nuevamente a esa política bajo el argumento previsible de que se hizo el esfuerzo pero la relación de fuerzas no dio.

El paciente trabajo constructivo de una política de clase de los trabajadores , desde su vanguardia y con la gestión de creación de un partido revolucionario de los trabajadores , necesita dar cuenta de este barajar y dar de nuevo del frente popular antimilei , con viejas y melladas cartas.

La pelea de señoras en la esquina de cualquier barrio entre la ex diputada Bregman y la vicepresidenta, no con la escoba en la mano sino con los resortes comunicacionales de una red antisocial, dejó ver por el motivo que la generó , cual es el orden de prioridades de la luchadora por el orden legal y el reformismo de estructuras capitalistas en crisis, del FITU, ya que su señalamiento de la poca cantidad de personas que acompañaban en un acto público al titular del ejecutivo, al gobernador de Santa Fe y al intendente de Rosario en el día de la bandera parece serle esencial, sin advertir que el aparato de gestión política del gobierno, no tiene su eje en la masividad , ni en exhibiciones de fuerza callejera sino en los órganos del estado de la burguesía, donde sin tener mayorías consiguió finalmente dar a luz ese proyecto estratégico de dominación social , con fuerza de ley. Ellos hacen sus hechos políticos y avanzan sobre la clase trabajadora y los políticos que se autoreferencian como abogados de los trabajadores y demás sectores excluídos , se dedican con esmero a contar cuanta gente está debajo del palco.

Habrá que sacar las reflexiones que merecen estas disiputas de red para advertir desde ese síntoma cuan lejos de los objetivos emancipadores de los trabajadores están están estas organizaciones y sus satélites, que si bien tratan de diferenciarse, más temprano que tarde como lo hicieron el año pasado llamarán a votar y con esmero terminarán diciendo que el candidato del peronismo , es “el mal menor”.

La furia y la polvareda de apariencias que dejó la aprobación del proyecto, no dejó ver por omisión que la situación represiva del 12 de junio sigue su curso y que cinco personas se encuentran detenidas. Siguiendo con la política de fracturar los frentes de lucha, ahora parece que el reparo en esas detenciones periodísticamente solo se ha puesto en la condición de mujer de una de las detenidas. Parece ser que lo vital es reparar en ella y no en la detención , con lo que la acción de poder burgués que los colocó en esa situación se diluye en el feminismo. No se niega que las detenciones no operan sobre las persona de igual manera pero parece importante destacar que en todos los casos son privaciones ilegítimas de libertad por sobre si quienes las padecen son varones o mujeres. En definitiva, otro ejemplo de como las políticas divergentes y diferenciadores, se posan por sobre la construcción de un discurso combativo desde la objetividad de las clases sociales, y en particular de los intereses de los trabajadores.

A la burguesía no le alcanza con las detenciones, ahora prepara la ampliación del sujeto de punibilidad, buscando que no solo los trabajadores y quienes han sido llevados a la condición de población sobrante paguen con sus huesos en las mazmorras carcelarias de su Estado, sino que deja los cimientos para que en ella o en otras se aloje una nueva población que antes estaba por fuera de sus muros. En ese objetivo se inscribe el proyecto presentado el viernes pasado , relativo a un nuevo régimen penal juvenil que incluye la capacidad para ser imputado en personas de 13 años de edad en adelante. Estamos ante la ampliación de las rejas hacia toda la población , amenazada de pena desde la más temprana edad, y en particular hacia la construcción del sujeto socialmente peligroso en niños, adolescentes y jóvenes , sobre los cuales concentrar los efectos de la sociedad de vigilancia y su cultura del castigo punitivo.

El escenario es deficitario en todo sentido para la clase trabajadora, pero a la vez no es estático en la medida que la lucha de clases , no se detiene. Es tiempo de establecer claramente definiciones conceptuales que tengan ajuste certero con el programa socialista y la construcción de la organización política de los trabajadores con instrumentos que se ajusten a los tiempos de enfrentamientos que nos tocan transitar desde su objetividad misma. El problema no es si existe un impuesto sobre los trabajadores o una amenaza real sobre la libertad de sus hijos por vía de la norma penal que se pretende sancionar. El fenómeno no es otro que el conflicto que esos síntomas reflejan y la obligación de levantar un programa estratégico tras el cual poder encolumnar a la masa trabajadora como sujeto de poder obrero y revolucionario.

Nuevo Curso